Si está prohibido manejar en ojotas o sandalias en las calles de la Argentina es una pregunta que los conductores se hacen todos los veranos y la respuesta es simple: depende. Depende del tipo del calzado que se esté usando y del territorio de qué provincia del país se esté recorriendo y es que en una de todas ellas sí es pasible de una multa.

La ley argentina no establece qué calzado se debe usar a la hora de viajar, pero existe una provincia en la que sí se considera como una infracción.

En Argentina no rige prohibición alguna con respecto al calzado que pueden usar los conductores, que buscan variantes para hacerle frente al calor; salvo en Mendoza. La Ley de Tránsito N° 9.024 de esa provincia, que se reglamentó en 2008, obliga a quienes están al volante de un auto a "usar calzado apropiado, apto para el manejo y control de los pedales" y aclara que el mismo "debe ser cerrado y de suela antideslizante", pudiendo ser abierto solo si ajusta todo el pie.

Se abre la temporada de accidentes: aunque es muy peligroso, no está prohibido manejar en la ruta usando ojotas o sandalias

En ese marco, aunque las ojotas y las sandalias están permitidas en todo el país para conducir, en suelo mendocino solo pueden usarse si las mismas cuentan con tiras para ajustar desde atrás todo el pie de quien maneja.

LOS PELIGROS DEL CALZADO INADECUADO

Los expertos en seguridad vial explican que el calzado para conducir debe ser cerrado y estar bien sujeto a los pies de modo que no se pueda mover para permitir acelerar y frenar con mayor precisión y rapidez. Los calzados abiertos, en ese marco, pueden hacer que el chofer pierda el contacto ideal con los pedales, pudiendo realizar una presión extra y llevando así a generar maniobras más bruscas y, por ende, peligrosas.

Se abre la temporada de accidentes: aunque es muy peligroso, no está prohibido manejar en la ruta usando ojotas o sandalias

Los especialistas tampoco recomiendan manejar descalzos y es que los pies no tienen una buena adherencia a los pedales. Sin calzado la sensibilidad cambio y los expertos entienden que esto puede afectar la pisada que podría, por ejemplo, evitar un accidente.

¿CÓMO CONDUCIR CON CALOR?

Con la llegada del verano vale la pena destacar a qué aspectos se debe estar atento a la hora de viajar con altas temperaturas y ayudar a prevenir incidentes. Los expertos destacan que una temperatura de 30°C o más en el interior de un auto equivale a conducir con un nivel de 0,5 g/l en sangre de alcohol, el máximo permitido por la normativa vigente; por eso es esencial mantener el habitáculo refrigerado.

En este contexto, los especialistas recomiendan varios puntos clave para ayudar a disminuir las chances de sufrir un accidente:

  • Hidratarse bien: antes y durante la conducción, se recomienda ingerir agua.
  • Evitar horarios picos, como el mediodía: siempre que se pueda, no exponerse a este momento del día.
  • No ingerir alimentos de altas calorías: aumentará la sensación de pesadez y somnolencia.
  • Usar ropa suelta, de tela liviana y clara: el conductor podrá sentirse más fresco.
  • No abrir el techo solar: el auto debe circular siempre totalmente encapotado.
  • Programar paradas de descanso: ante síntomas de cansancio o en viajes largos, se recomienda detenerse, refrescante y luego continuar.