Un hombre de 56 años fue detenido acusado de ser el autor del brutal ataque contra un comerciante de origen chino.

Puntualmente, el sospechoso está acusado de entrar a un supermercado y balear en una pierna al dueño cuando se encontraba reponiendo mercadería en las góndolas del comercio, en el barrio porteño de Villa Urquiza, informaron hoy fuentes policiales.

La agresión, que ahora es investigada en el marco de una operación que habría llevado adelante la denominada “mafia china’’, ocurrió el pasado jueves y quedó registrado por las cámaras de seguridad del local.

Según se puede apreciar en las imágenes, haciéndose pasar por clientes dos sujetos recorrieron el local hasta que lograron dar con el propietario quien se encontraba agachado acomodando paquetes.

Mientras se aproximaban a la víctima, el delincuentes que se encontraba vestido con una campera de color claro sacó un arma de entre sus prendas y se perfiló para lanzar el ataque.

Acomodaba mercadería y lo balearon en la pierna

Cuando pasó por detrás del comerciante se agachó y apretó el gatillo apuntando a su pierna.

La situación fue observada de cerca por un cliente que se encontraba eligiendo mercadería en una heladera.

Tras el ataque, uno de los empleados salió en busca de los agresores. Este último terminó sembrando el pánico en la zona luego de realizar varios disparos con su arma de fuego contra los sujetos que se encontraban en plena fuga.

Acomodaba mercadería y lo balearon en la pierna

A raíz de esta acción irresponsable, la policía redujo al individuo y procedió a su detención.

El hecho ocurrió el jueves por la noche, a las 20, en un supermercado situado en la calle Monroe 5400, donde entraron dos hombres y uno efectuó un balazo que impactó en una pierna del dueño.

Los agresores escaparon rápidamente pero una comisión policial de la Comisaría Vecinal 12 C de la Policía de la Ciudad detuvo al presunto autor del disparo cuando escapaba por la calle Olazábal al 5200, mientras que el cómplice huyó.

El comerciante, de 50 años, fue trasladado al hospital Tornú. Tras ser examinados por los médicos se determinó que se encontraba fuera de peligro.

Acomodaba mercadería y lo balearon en la pierna

Los investigadores secuestraron en poder del detenido, de 56 años, un arma calibre 22, mientras que al empleado del supermercado también se le incautó un arma del mismo calibre.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 60, a cargo de Alberto Schegel, secretaría 71 de Diego Roo, investiga un ataque de la mafia china debido a que en el lugar no hubo intento de robo.

En el proceso se tendrá en cuenta la acción sincronizada que desplegaron los implicados en el interior del comercio que sugiere que se trató de un hecho premeditado.

Para los investigadores, todo apunta a que se trató de un ataque por encargo. Fuente: eldia.com