Un oficial de la Policía de la Ciudad mató esta tarde de un balazo en la cabeza a un presunto delincuente que, junto a un cómplice, intentó robarle la motocicleta a una pareja en la localidad bonaerense de Castelar.

El caso quedó en manos del fiscal Martín Rapazzo, titular de la UFI Nº7 de Morón, quien por el momento no tomó ninguna medida contra el agente porteño, que fue identificado como W.A.F., de 44 años, perteneciente a la División de Intervenciones Rápidas. Las cámaras de seguridad de la zona captaron el momento en que los presuntos delincuentes intentan escapar del lugar.

Según informaron fuentes policiales, el hecho ocurrió alrededor de las 16.15 en Manuel Prudan al 1.000, cuando el policía, quien iba vestido de civil y a bordo de Volkswagen Gol, observó que dos presuntos motochorros intentaron robarle la moto a una pareja con un arma de fuego.

En ese momento, el oficial porteño dio la voz de alto. Uno de los delincuentes, según la versión que dio el policía, le apuntó para dispararle. Ante esto, respondió y tiró en dos oportunidades: uno de los balazos dio en la cabeza de uno de los supuestos motochorros. Tras la situación, ambos sospechosos se dieron a la fuga: uno con la moto robada y el otro en la que circulaban.

En el video que ilustra esta nota, se observa cómo uno de los ladrones descendió de la motocicleta robada y se subió a la de su cómplice para escapar.

Castelar: un policía de la Ciudad mató de un tiro en la cabeza a un motochorro

Unas cuadras más adelante, en la esquina de Estanislao López y Nicolás Granada, el sospechoso que iba de acompañante, y que había recibido el disparo en la cabeza, cayó herido. Murió en el lugar. Mientras tanto, su cómplice logró escapar.

Fuentes policiales informaron que quien dio aviso al sistema de emergencias fue el oficial de la Policía de la Ciudad. Por el momento, el fiscal Rapazzo no tomó ningún temperamento contra el efectivo. Está a la espera de distintos peritajes y de la declaración de testigos. También, se encuentra en la búsqueda del cómplice, que se fugó de la escena donde quedó el cadáver de su cómplice.

Pocos días atrás, seis policías de la Ciudad que efectuaron disparos contra el auto de Iván Ezequiel Kresta Orellano, un presunto ladrón que había asaltado a una mujer y que terminó muerto de un balazo tras una intensa persecución por las calles del barrio porteño de Parque Chacabuco, quedaron detenidos acusados provisoriamente de homicidio. Según confirmaron fuentes policiales, se esperaban más peritajes para determinar la mecánica del hecho.

Castelar: un policía de la Ciudad mató de un tiro en la cabeza a un motochorro

La medida fue resuelta por el juez en lo Criminal y Correccional 20, Hugo Decaria, y el fiscal Nº47 del mismo fuero, Marcelo Solimine, luego de encabezar en el lugar del hecho una primera reconstrucción de las circunstancias de la muerte de Kresta Orellano (27).

De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, hay un dato que complicaría a los policías porteños: el joven asesinado no estaba armado. Los detenidos son dos oficiales primeros y un oficial mayor de la fuerza de seguridad porteña, la mayoría de la comisaría vecinal 7B de la Policía de la Ciudad.

Según publicó la agencia Télam, todos fueron alojados en la alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal de Villa Lugano, que lleva adelante las actuaciones. Fuente: infobae.com