La famosa viralización de la canción improvisada por el grupo callejero de Blues y Rock llamado "Ultimatum" generó que se multiplicaran versiones en ritmo de cumbia y cuarteto, además de ser un boom en otras circunstancias similares de pérdidas de personas y objetos en eventos multitudinarios.

"Eduardo, vení a buscar a Juan Cruz" es un hito para búsqueda de chicos perdidos: relata una historia real y maravillosa

El hecho original sucedió a mediados de agosto, en una presentación callejera en la Plaza Dorrego del barrio porteño de San Telmo, cuando nació el ya famoso "Eduardo, vení a buscar a Juan Cruz".

La agencia di Paola Latina elaboró una campaña nacional para difundir la tarea solidaria que realiza Missing Children en la búsqueda de chicos y chicas perdidos.

Entonces la banda integrada por Pablo Krauss, Harry Barcia, Pablo García y Daniel German, aceptó la invitación paea producir un spot que ya comenzó a compartirse y hacerse visible.

“Después del episodio del chiquito perdido en San Telmo, donde la banda improvisó la canción, el video que subieron a las redes recorrió el mundo. A los 10 días nos llamó Quino Oneto, director creativo de la agencia, y nos ofreció armar una campaña que sirviera para poner en circulación la foto de los chicos, para que así como se ayudó a Eduardo a encontrar a Juan Cruz, podamos ayudar a esos padres que están buscando a sus hijos”, comentó la bahiense Ana Rosa Llobet, presidenta de la ONG, al diario La Nueva de aquella ciudad del sur bonaerense.

La filmación se hizo en la misma plaza Dorrego, donde se exhibieron las fotografías de 12 chicos y chicas que están siendo buscados.

Llobet mencionó también que la iniciativa sirve para que “la gente conozca que estamos para ayudar, que puede recurrir a nosotros si se perdió un hijo o una hija, o que pueden aportar información sobre las búsquedas que estamos realizando”.

Además, este fin de semana se compartió en redes (aún sin demasiada repercusión) un tema más extenso al simple estribillo inventado en aquel momento. La canción no parece haber tenido una gran recepción por parte de los presentes aunque habría que aguardar a ver que sucede cuando se difunda con mayor intensidad.